Feugiat nulla facilisis at vero eros et curt accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril.
+ (123) 1800-453-1546
clinic@qodeinteractive.com

Últimas Noticias

Bienvenidos a Centros Auditivos CA
Title Image

Blog

La sordera de cazador puede prevenirse

Yeray Sánchez
Directora Técnica Audioprotesista en CA-Centros Auditivos (Pontevedra)

En líneas generales podría afirmarse que los cambios de hábitos y los nuevos estilos de vida nos someten continuamente a un estrés auditivo no comparable con épocas pasadas. Así, los impactos sonoros derivados de estos cambios han incrementado los problemas de audición de tal manera que, hoy más que nunca, la prevención es el único camino para evitar pérdidas auditivas graves y sus futuras consecuencias.

Colectivos más sensibles al daño auditivo: la sordera del cazador

Por otro lado, se hace necesario destacar la existencia de colectivos más vulnerables a estos cambios, siendo este el caso de los cazadores, quienes además de verse afectados por esta nueva realidad, se someten a un estrés auditivo extremo cuando se exponen a determinados impactos sonoros propios de la práctica deportiva de la caza y que pueden derivar en problemas auditivos irreversibles conocidos como la sordera del cazador.los cazadores, quienes además de verse afectados por esta nueva realidad, se someten a un estrés auditivo extremo cuando se exponen a determinados impactos sonoros propios de la práctica deportiva de la caza y que pueden derivar en problemas auditivos irreversibles conocidos como la sordera del cazador.

La cuestión es que llegar a este punto es totalmente evitable, ya que lo único que se necesita es proteger al odio de estos impactos con protectores auditivos que se ajustan perfectamente al oído del cazador y cuyas ventajas de uso nos alejan de las cifras que indican que los cazadores que no usan protección tienen una incidencia de problemas auditivos cuatro veces mayor que el resto de la población.

De forma más precisa, las jornadas de caza exponen a los cazadores a ruidos muy por encima de los 85 decibelios en todas las municiones utilizadas, pudiendo incluso llegar a alcanzar los 170 decibelios.

En este contexto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que un ruido por encima de los 85 decibelios de forma continuada puede provocar un daño auditivo en un medio / largo plazo. La explicación reside en que la sobreexposición prolongada a decibelios altos produce un traumatismo acústico por exposición al ruido, dañando las células ciliadas del oído interno y como consecuencia la disminución de la audición

La OMS añade a este respecto que después de una jornada de caza sin protección auditiva, los cazadores suelen oír un molesto pitido o zumbido, lo que indica que ha habido un daño en los oídos.

Igualmente, la American Speech-Language Hearing Association (ASHA, Asociación estadounidense del lenguaje de signos) nos recuerda que un solo disparo puede causar daños en el oído interno permanentes.
Problemas auditivos más frecuentes

En este sentido, los problemas auditivos más frecuentes relacionados con la caza realizada sin protección son normalmente de carácter incremental y acumulativo, es decir, cuanto mayor es la exposición mayores son las posibilidades de sordera, enfrentándonos a una pérdida de audición paulatina que comienza con la pérdida de información sonora en un rango concreto.

Normalmente y en primera instancia, los cazadores tendrán problemas para escuchar las frecuencias más altas y en estadios posteriores la afectación se extenderá a las frecuencias más bajas.

De esta forma, los primeros síntomas suelen identificarse con dificultades para entender una conversación en ambientes ruidosos y con la necesidad de que nos repitan las cosas para avanzar hacia la sensación de oídos taponados, pitidos o zumbidos en un solo oído o en ambos y dolor ocasional intenso asociado a otros dolores como el de cabeza, mareos, vértigos, problemas de sueño e hipertensión, hasta llegar a la sordera irreversible.

Acompañantes y niños

Por otro lado, se hace preciso señalar que no solo el cazador está expuesto a este tipo de daños, sino que las personas que disfrutan como acompañantes en las jornadas de caza, incluidos los niños pueden verse afectados si la asistencia es recurrente, por lo que deben estar correctamente protegidos.

Prevención y tratamiento

Como consecuencia, las dos únicas soluciones para controlar este tipo de pérdidas auditivas son o el uso de protectores auditivos o bien y ya cuando el daño se ha producido, la adaptación de prótesis auditivas que minimicen problemas en el medio y largo plazo.

En CA – Centros Auditivos llevamos más de 10 años trabajando de forma específica este tipo de problemas auditivos, por ello, ofrecemos protectores fabricados a medida, realizando, además, revisiones auditivas gratuitas y periódicas que normalmente se ajustan al inicio y a la finalización de la temporada.

Nuestro objetivo principal es concienciar a los cazadores sobre la pérdida de audición y la necesidad de protegerse durante la práctica de las actividades cinegéticas como única vía para prevenir una pérdida auditiva irreversible.

Adicionalmente y cuando la pérdida ya es un hecho ponemos el foco en la estabilización de la pérdida y en recuperación a través de la adaptación de prótesis que eviten complicaciones futuras. De todas formas, lo importante es tener en cuenta que cuanto antes se detecte el problema más fácil es preservar la capacidad auditiva.

No Comments
Post a Comment
Name
E-mail
Website